Global Center for Proactive Democracy                                 Wednesday, December 08, 2021

Centro Global para la Democracia Proactiva

InicioVision / MisionQuienes somosCEVillaClaraCEHabanaCEStgoCubaEventosPublicacionesPatrocinioContacto

 


CENTRO DE ESTUDIOS PARA LA DEMOCRACIA PROACTIVA

Proyecto: Instauración de las bases para un sistema electoral democrático en Cuba.
Centro de Estudios para la Democracia Proactiva
www.democraciaproactiva.org

Sección: Objetivos, actividades y plan de evaluación

1.  OBJETIVOS DEL PROYECTO     


1-. Fomentar el desarrollo de estructuras de un sistema electoral incluyente en Cuba.

2-. Obtener el personal calificado para desarrollar un proceso electoral gradual con base y participación social.


2. ACTIVIDADES DEL PROYECTO:


1) Identificar, seleccionar y nombrar por la Junta Ejecutiva Nacional a los miembros del Consejo Electoral provisional.

2) Redactar las bases del funcionamiento del Colegio Nacional Electoral, por el Consejo Electoral provisional.

3) El Consejo Electoral provisional coordinará con los directivos de Los Municipios de Oposición establecidos y del Centro de Estudio para la Democracia Proactiva la implementación de las estructuras del Consejo Electoral a nivel de municipios.

4) Distribuir de forma impresa y digital la Plataforma Programática del proyecto: Instauración de las bases de un sistema electoral democrático en Cuba a las organizaciones opositoras y de la sociedad civil.

5) Reclutar a través de las organizaciones opositoras y de la sociedad civil el personal calificado - desde la base -  para formar parte de las nuevas instituciones democráticas, incluido el Colegio Electoral.

6) Seleccionar por oposición los integrantes del Consejo Electoral en todas las instancias


7) Conformar a nivel de los municipios y nación el Consejo Nacional Electoral.


El sitio web
www.democraciaproactiva.org mantendrá una línea editorial pedagógica, que tendrá como misión, a través de la documentación de las actividades realizadas, una enseñanza sobre la libertad de expresión y convivencia democrática.  El registro en el sitio web permite además medir el proceso evolutivo de la implementación del proyecto  democracia proactiva en Cuba.
No se harán publicaciones impresas. La impresión de proyectos y documentos relacionados con el proyecto serán redactados por la Junta Directiva y distribuidos a los miembros de las organizaciones que participan en el proyecto.

3.   PLAN DE EVALUACIÓN  

1-. La selección y capacitación de los candidatos a formar parte de la nueva estructura electoral CNE y su evaluación correspondiente marcará el avance del proyecto ya el material humano es decisivo para su implementación. La selección final se hará por oposición y se escogerán los mejores candidatos. La “Casa del  Pueblo” sede de cada Municipio de Oposición fungirá como el local de cada CNE.

2-. La capacitación sobre el funcionamiento de un sistema electoral democrático que involucra además de las aspirantes a pertenecer al CNE a miembros de los Municipios de Oposición. Al final de cada etapa se hará una evaluación para determinar cuánto ha cambiado la perspectiva de los participantes desde una óptica diferente al sistema electoral vigente. También a través de la evolución a los aspirantes a formar parte de los CNE se podrá saber cuánto han aprendido de un proceso electoral democrático.

3-. La creación de un sistema electoral incluyente y multifactorial hace percibir un cambio de inmediato. La reacción de las autoridades gubernamentales, ya sea positiva o negativa es un punto de evaluación del proyecto. También el impacto en las redes sociales y los medios tradicionales de difusión permitirán conocer que en sentido general los objetivos del proyecto se están cumpliendo.

      Sección: Texto narrativo

4.     RESUMEN DEL PROYECTO  

Cuba, un país con un sistema de corte totalitario, llegó al poder en 1959 por medio de la vía armada, se mantuvo hasta el año 1976 gobernando por Decreto, hasta que en ese año implantó una Constitución diseñada a su forma y medida.

La nueva constitución impone por Ley la existencia de un partido único y una serie de organizaciones políticas y de masas de carácter oficialista, quienes son los que determinan el contenido de dicha constitución, reconocida como la Constitución de 1976.

La ausencia de representantes de la sociedad de forma independiente, o de diversas tendencias políticas, hace que la Constitución sea una plataforma política del Partido Comunista, quien funge como órgano rector de la sociedad y el estado.

La imposibilidad de llegar a acuerdos de negociación política con el Gobierno cubano, impone la necesidad de desarrollar una sociedad de forma paralela, que se auto gobierne y elija sus propios líderes políticos y sociales.

Este objetivo conlleva la capacitación de personas comprometidas con dicha actividad y  la  estructuración de un ente electoral desde la base hasta la conformación de un órgano nacional, el Consejo Nacional electoral. 

 

5.   ANTECEDENTES DEL PROYECTO 

 

Más de 60 años fuera del ejercicio electoral democrático y con la abolición de la estructura institucional para su ejecución, se hace imprescindible la instauración de las bases de un sistema electoral democrático en Cuba.

La imposición de una Constitución Socialista, de por si es excluyente, porque solo ampara y protege a las personas que obedecen a una tendencia ideológica. Además, su redacción es realizada por los representantes de un partido único y la defensa de la Constitución corresponde a un sinnúmero de autoridades que son miembros del Partido comunista, que es quien controla el poder político del país. O sea que la propia constitución estable que el Partido Comunista es el órgano rector de la sociedad y el estado, que no contempla ninguna otra opción política, por tanto no puede haber un proceso lectoral justo e incluyente.

Una oposición en Cuba con capacidad para formar gobierno no puede ser  reconocida la comunidad internacional, por falta de legitimidad de origen. Ante un vacío de poder o un estallido social, no hay una fuerza política organizada y legitimada que conduzca un proceso de normalización democrática. Se necesita instaurar las bases de un sistema electoral democrático en Cuba.

El Centro de Estudios para la Democracia Proactiva con sus respectivas filiales, por su conformación profesional, junto a los  Municipios permite la fundamentación y ejecución desde la base de un ente electoral, que de viso de legitimidad a una representación opositora y de la sociedad civil, mediante elecciones internas y luego desarrollar las estructuras de un sistema electoral presidencialista en Cuba.

El Consejo Nacional Electoral que se propone demandará la suprema facultad sobre la organización, inspección y vigilancia de un proceso electoral, de acuerdo a las normas internacionales, que asegure la  instauración de un proceso electoral transparente e incluyente en Cuba, donde participen todas las organizaciones políticas de la sociedad civil. La ilegitimidad del régimen cubano impone que la sociedad cubana organice y reja su destino político por su propio albedrío.   

Otra tarea trascendental del Consejo Nacional Electoral es velar por el cumplimiento de las normas sobre partidos y movimientos políticos y de las disposiciones sobre publicidad y encuestas de opinión política, por los derechos de la oposición y de las minorías, y por el desarrollo de los procesos electorales en condiciones de plenas garantías en cualquier proceso electoral que se realice en Cuba.

El CNE defenderá su derecho  a establecer su propio reglamento y su facultad de reconocer la personería jurídica de partidos y movimientos políticos. En Cuba no hay reconocimiento oficial de los partidos, por tanto no se puede evaluar la capacidad política de los diferentes partidos de la oposición, por eso el ente electoral puede servir de regente de las distintas organizaciones políticas y sus Plataformas Programáticas, para que se conviertan en partidos políticos de acuerdo a los estándares internacionales. 

 

 

 

 

Locations of visitors to this page


© 2010   Created by
 
Global Center for Proactive Democracy.