Los Municipios de Oposición, cantera para un Gobierno Democrático en Cuba.

Municipios de Oposición:

Aguada Pasajeros
Antilla
Artemisa
Banes
Baracoa
Bayamo
Caimanera
Camagüey
Camajauní
Calixto García
Contramaestre
Cienfuegos
Diez Octubre
Gibara
Guanabacoa
Guantanamo
Holguin
Isla de Pinos
Jesús Menéndez
Manatí

Mayari
Nueva Paz
Palma Soriano
Placetas
Quemado de Güines
San Juan y Martinez
San Luis
Santa Clara
Santiago de Cuba
Songo-La Maya

Violeta

Provincias y municipios:

Municipios de Cuba

Pinar del Río 14
La Habana 19
Ciudad de La Habana 15
Matanzas 14
Villa Clara 13
Sancti Spíritus 8
Cienfuegos 8
Ciego de Ávila 10
Camagüey 13
Las Tunas 8
Holguín 14
Granma 13
Santiago de Cuba 9
Guantánamo 10
Isla de la Juventud1

Total nacional: 169

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las protestas en Cuba, todos los huevos en una sola canasta.

La idea generalizada y que resulta contagiosa de los denominados líderes de la oposición cubana, de que estamos a punto de deponer al régimen castrista por vía de la insurrección popular como única opción, parece poner todos los huevos en una misma canasta.

Muy lamentable y tiste ver a miles de cubanos dentro de Cuba en las manifestaciones con el riesgo y los peligros que eso implica, sin tener una visión real del posible éxito de su esfuerzo.

El sacar del poder por la fuerza a un régimen totalitario no es una tarea fácil.  Pero además, si no se tienen estrategias claras y novedosas que se estén implementando, el fracaso está asegurado. De momento, lo que se observa es el mismo patrón de las marchas y protestas realizadas en los últimos años en Venezuela y Nicaragua, que culminaron en un rotundo fracaso.

Lo primero que se tiene que hacer es acogerse a la nueva metodología de las protestas públicas desarrollada por el Centro de Estudios para la Democracia Proactiva y lo otro es acelerar el proceso de institucionalización de la oposición con representación y legitimidad de origen, algo que viene realizando el proyecto de los Municipios de Oposición en Cuba sin la mayor cooperación del resto de la oposición, tanto interna como externa.

Un régimen político de cualquier tipo no se puede derrocar, sin antes tener la capacidad y los mecanismos para formar un gobierno alternativo. La supuesta creación de un gobierno de transición en Cuba adolece de todo sentido común. Lo peor es que la mayoría de los connotados líderes de la oposición se sienten con el derecho a presidirlo.

Todas estas ambigüedades son el mejor caldo de cultivo para que el régimen comience una apertura y que no se puede evitar.  Y lo peor, sin tener con quien negociar las más mínimas condiciones.

La lógica vaticina que si no se cambia la percepción de cómo encaminar el proceso político cubano, las protestas no tendrán el éxito que se necesita para mantener esa estrategia de lucha y terminarán desapareciendo por agotamiento. Además, cualquier reforma apaciguaría los ánimos si no se ve clara cualquier otra posibilidad de triunfo.

En conclusión, que lo primero que hay que hacer es tener habilitados todos los mecanismos de elegir una nueva representación política para Cuba desde la base y a lo interno del país, para tener reconocimiento nacional e internacional. Todo lo demás viene por añadidura.

 

f
Facebook

Index2016

Index2015

Index2014

Index2013

Index2012

Index2011

Index2010

 Locations of visitors to this page