Los Municipios de Oposición, cantera para un Gobierno Democrático en Cuba.
         HOME    VISION/MISION   QUIENES SOMOS       PROYECTO      DOCUMENTOS     NOTICIAS       DEMANDAS      CONTACTOS

Municipios de Oposición:

Antilla
Artemisa
Banes
Baracoa
Bayamo
Caimanera
Camagüey
Camajauní
Calixto García
Contramaestre
Cienfuegos
Diez Octubre
Gibara
Guanabacoa
Guantanamo
Holguin
Isla de Pinos
Jesús Menéndez
Manatí

Nueva Paz
Palma Soriano
Placetas
Quemado de Güines
San Luis
Santa Clara
Santiago de Cuba
Songo-La Maya

Violeta

Provincias y municipios:

Municipios de Cuba

Pinar del Río 14
La Habana 19
Ciudad de La Habana 15
Matanzas 14
Villa Clara 13
Sancti Spíritus 8
Cienfuegos 8
Ciego de Ávila 10
Camagüey 13
Las Tunas 8
Holguín 14
Granma 13
Santiago de Cuba 9
Guantánamo 10
Isla de la Juventud1

Total nacional: 169

 

  “Casa del Pueblo”
    Dirección: Calle Monte # 65 apto 301  e/ Zulueta   
   y Cárdenas,  Habana Vieja.
                                    Teléfono: 53 835 328

Demanda socio ambiental del Municipio de Oposición Habana

Título: La higiene pública es un derecho del pueblo y una responsabilidad del gobierno.

A: Presidente Municipal del Poder Popular Habana Vieja
     Manuel Omar González Socarrás

De: Municipio de Oposición Habana

Presidente del Poder Popular del Municipio Habana vieja, bajo la prerrogativa de que la acumulación de basura en las calles es un delito político y contra la salud, responsabilizamos a las autoridades que la propician como los principales responsables. La insatisfacción social, como mecanismo de inquietud política parece ser la estrategia de los nuevos dirigentes de la revolución. Sin embargo, a los que canalizamos estas inquietudes sociales se nos cuestiona por los llamados Órganos de la Seguridad del Estado. Por tanto, hacemos responsables también a los integrantes de esta fuerza represiva, por la problemática social cubana y en el caso que nos compete: la terrible situación socio ambiental de la capital cubana.

Resumen:

El trabajo recoge la caracterización de los residuos sólidos urbanos (RSU) generados en el en Municipio de la Habana Vieja,  donde no aparece una propuesta de soluciones por parte de las  autoridades gubernamentales, para darle una solución definitiva a la acumulación de basura en toda la ciudad de la Habana. Se han realizado diferentes estudios, para procesar la basura procedente de la recogida diferenciada en el municipio Habana Vieja y otros municipios como Centro Habana y el Complejo Turístico Tarará, del cual se han presentado múltiples imágenes en las redes sociales. El proyecto de los Municipios de Oposición demandan la solución inmediata de la crisis socio medio ambiental en todos los municipios de  la capital, en especial el que ilustramos en esta demanda: el municipio de la Habana Vieja.

INTRODUCCIÓN

El manejo de los residuos sólidos urbanos (RSU) es el conjunto de procedimientos y políticas que conforman el sistema de recogida, transporte, tratamiento y disposición final. La meta de los Municipios de Oposición es lograr una gestión que sea ambiental y socialmente aceptable, así como la introducción de prácticas de producción más limpia, incorporando la dimensión ambiental en su concepción y desarrollo. Los municipios habaneros requieren un cuidado especial en la gestión de las basuras domésticas por las cuestiones de índole técnica, logística y social que inciden en la calidad de vida de los pobladores y la calidad ambiental del ecosistema.

ANTECEDENTES HISTORICOS

La solución de los residuos sólidos en Cuba ha recibido atención desde el mismo comienzo de la República, durante la permanencia de Estados Unidos de Norteamérica en cuba, entre los años 1898-1902 se establecieron las primeras ordenanzas para la limpieza y recogida de residuos en el país. En la década de los años 1940-1950, se  realizaron grandes esfuerzos para mejorar el sistema de limpieza pública en todo el país, debido al crecimiento y desarrollo socioeconómico de ese entonces. A finales de la década de los años sesenta y con el apoyo de la OPS/OMS, se llevaron a cabo estudios enfocados a reordenar el sistema de recogida y disposición de residuos sólidos urbanos; capacitando al personal del Ministerio de Salud Pública y del Poder Local. En 1969 y como resultado de esta asesoría, se realizó un estudio integral sobre la generación, recolección, transporte, barrido y disposición final, enfocados a plantear una solución técnico-económica a la problemática existente en la Ciudad de La Habana.

Fundamentación

Un gobierno único por más de 57 años, con todos los poderes en sus manos: legislativo, Ejecutivo y judicial, y para más, con todo el control económico del país, no tiene justificación alguna para no poder resolver un problema mínimo como el tratamiento de la basura que se acumula por doquier, lo que bien pudiera definir a Cuba, como un país de basura.

No se trata de justificar el problema, la solución es lo que reclama la ciudadanía. La ineptitud de los funcionarios, como consecuencia de un sistema político fallido, debe y tiene que ser demandada por los ciudadanos. Es una vergüenza como nación, que se declare a Ciudad de la Habana, como Ciudad Maravilla del Mundo Moderno, entre escombros y basura, como se documenta en esta demanda.

El problema, no es solo de falta de recursos, con lo que se trata de justificar la situación de la basura en las calles, sino de múltiples factores: la poca cultura de urbanidad de la población, el bajo salario que se les paga a los trabajadores de comunales, la negligencia colectiva de los funcionarios públicos y de los llamados “factores”, la falta de protección fisca, sin las ropas y zapatos adecuados para los que realizan esta peligrosa actividad, entre otras. Los llamados “factores”, donde se incluyen los CDR (Comité de Defensa de la Revolución), solo tienen capacidad de reacción para el enfrentamiento político, pero no para cumplir con sus responsabilidad social. Igual pasa con los Órganos de la Seguridad del Estado, que pueden movilizar las Brigadas de Respuesta Rápida para agredir a simples ciudadanos descontentos con la situación crónica que padece la nación. Otros que tienen que ser cuestionados son los  inspectores de Urbanismo y policías que multan a los ciudadanos,  por supuestamente, afectar el ornato público por tener un cartel en el portar de su vivienda, fijando su posición política en contra del gobierno, pero no son capaces de movilizarse para recoger la basura. La basura en las calles si afecta el ornato público y también es un delito político, pues descalifica la gestión del gobierno y da mala imagen de la capacidad de la llamada “revolución”.

Considerando: Que la recogida de la basura y la limpieza de las calles es una responsabilidad del gobierno, en todas sus instancias, no existe justificación alguna para que este espectáculo y atentado contra el ornato público no sea sancionado.

Considerando: Que este fenómeno de la basura en las calles de la Habana es de total conocimiento de las autoridades y estudios relacionados con los hechos así lo corroboran, no puede quedar impune esta irresponsabilidad política y social.

Considerando: Que el gobierno es el único dueño de los medios económicos del país y cuenta con todos los poderes, no tiene a quien responsabilizar de este desastre que afecta la salud de la población y compromete el medio socio ambiental de la comunidad.

Por tanto: Debe buscarse una solución definitiva al problema de la basura en toda ciudad de la Habana, que las autoridades en su conjunto sean cuestionadas y responsabilizadas por los hechos como el  caso lo requiere.

Por tanto: Como el gobierno es el único responsable, los funcionarios del gobierno son los que tienen que ser cuestionados por los Órganos de la Seguridad del Estado y nos las activistas de la incipiente sociedad civil y sus promotores sociales.

Por tanto: El gobierno debe disponer de los recursos necesarios para resolver el problema de la basura en la Habana y hacer el mejor uso de los mismos, ya que se observa un total abandono de esta actividad, con números contenedores de basura, convertidos ellos mismos en una basura más.

Por todo lo antes expuesto: 

Demandamos: Se considera la basura en la Habana como una emergencia de salud y se eliminen todos los micros vertederos de forma permanente en toda la capital de forma inmediata. Con prioridad en esta demanda de la basura en la Habana Vieja.

 Demandamos: Se imponga un sistema de recogida de los desechos sólidos (basura) de forma estable y responsable, con supervisión y se repongan los contenedores en perfecto funcionamiento.

Demandamos: Se investigue y sancionen a todos los funcionarios gubernamentales responsables de esta crisis de higiene y salud.

Demandamos: Se convoquen a los vecinos de las circunscripciones afectadas para que evalúen el trabajo de sus delegados del Poder Popular y si es preciso se le revoque su mandato.

Demandamos: Se de lectura de esta Demanda Social, por los Miembros del Municipio de Oposición Habana, en todos los Comités de Defensa de la Revolución en la Habana Vieja, para que se tenga conocimiento de las personas y CDR implicados en esta negligencia social.


Y para que así conste firmamos la presente:


Zahira Castro Casals                                       Yeander Farres Delgado
Comisionada de Información y Prensa                 Comisionado de Salud y Medio Ambiente

 

 

                                               Leonor Reynó Borges
                                               Presidenta MDO Habana

 

f
Facebook

 Locations of visitors to this page

 


Director
RelacionesPúblicas
Agust
ín País García
agustinpais@att.at