Centro para la Democracia Proactiva

Centro para la Democracia Proactiva

Centro de Estudios para la Democracia Proactiva
www.democraciaproactiva.org

Florida, USA – 5 de mayo del 2024 – En un régimen totalitario como el cubano, donde se usa el terror inducido como mecanismo de control político, la prisión es un elemento vital para tal propósito.

Por tanto, la ingobernabilidad democrática que es el antídoto por excelencia para contrarrestar los efectos de la represión política en Cuba, contempla la prisión como estrategia de lucha.

Y en estos momentos se está llevando a cabo esa estrategia de lucha por Jorge Cervantes García, que aprovechando un arbitrario encarcelamiento ha puesto en práctica los mecanismos de lucha dentro de las prisiones por donde va pasando.

Jorge en el Centro de Operaciones de la Seguridad del Estado en las Alturas de Versalles en Santiago de Cuba, como ese es un centro de castigo por medio de torturas físicas y psicológicas, se vio compelido a utilizar la huelga de hambre como único recurso para acortar el tiempo en dicho lugar.

Logrado su objetivo fue trasladado a la prisión de Aguadores, pero como método de presión psicológica fue trasladado para la prisión de Boniato, aunque situado en el hospital para mantenerlo aislado del resto de los presos, pero también se convierte en un privilegio mantenerse por periodos prolongados en el hospital, sin una razón de salud que lo justifique.

Por tal motivo fue trasladado para el destacamento 17 en la propia prisión de Boniato donde se encuentran la mayoría de los presos políticos del 11 de julio y ahora del 17 de marzo, lo que le permitió a Jorge Cervanmtes comenzar el trabajo de la Ingobernabilidad Democrática desde las prisiones.

El pasado viernes 3 de mayo, Jorge Cervantes fue trasladado de nuevo a la prisión de Aguadores, ya que en un breve tiempo Jorge había logrado organizar a los presos políticos y comunes para estar listos para sumarse al próximo estallido social en Cuba.

Sin embargo, el traslado de Jorge Cervantes de la prisión de Boniato no impide la puesta en práctica de la iniciativa. Incluso, como es costumbre, con la diseminación de los presos políticos por las diferentes prisiones, ahora es contraproducente, porque sería una buena oportunidad para diseminar también la iniciativa de la Ingobernabilidad Democrática.

El posible aislamiento de Jorge Cervantes tampoco funciona en esta circunstancias que se vive en Cuba, ya que Jorge tiene la capacidad de persuadir, incluso a los militares y personal de apoyo, como médicos y enfermeras.

El punto débil de la iniciativa en estos momentos es que no se tienen como cultura asumir las prisiones como estrategia de lucha, por lo que se necesitan muchos Jorge Cervantes dispuestos a llevar la lucha hasta el mismo centro de operaciones del terror, que son las cárceles cubanas.