Centro para la Democracia Proactiva

Centro para la Democracia Proactiva

PROCLAMA DERECHO Y LIBERTADES DEL PUEBLO CUBANO

El Consejo Nacional de Padres y Familiares de Presos Políticos hace una llamado al pueblo cubano dentro y fuera de la Isla a sumarse al esfuerzo de sus hijos y familiares, por conquistar los derechos y libertades del pueblo cubano.

El Consejo Nacional de Padres y Familiares de Presos Políticos hace responsable al régimen cubano por la traición sistemática a nuestro pueblo desde 1953, según reconociera recientemente Alex Castro Soto del Valle.

Las condiciones políticas, económicas y sociales en Cuba son peores que en 1953, que según Ramiro Valdés Meléndez, fue la causa de que ellos se convirtieran en revolucionarios y justificara el cúmulo de sabotajes que realizaban, que hasta el propio Fidel Castro consideró útiles y necesarios.

Cómo es posible que esa situación política, económica y social dieran origen al asalto al cuartel Moncada en Santiago de Cuba y al de Bayamo el 26 de julio de 1953, donde murieron cubanos de ambos bandos y sus autores sólo cumplieran como máximo dos años y medio de prisión, mientras nuestros hijos por reclamar los derechos y libertades del pueblo cubano, que se muere de hambre y necesidades hayan sido condenados a penas superiores a los 20 años de cárcel.

Es vergonzoso, que mientras Fidel Castro y sus colaboradores disfrutaron de todos los privilegios en una cárcel Modelo, siendo responsables del asalto y muertes en instalaciones militares, hoy nuestros hijos y familiares se pudren en unas cárceles inmundas, sin apenas alimentación y sometidos a todo tipo de vejámenes por sólo reclamar libertad para su pueblo.

No se trata de pedirle cuentas a los responsables históricos de nuestros males, aunque ellos sean culpables. Se trata de exigir responsabilidad a los dirigentes actuales del régimen, que son los culpables de turno, y los que tienen la obligación moral de conducir a este país a una transición hacia un estado de derecho y de una democracia plena y constitucional.

El Consejo Nacional de Padres y Familiares de Presos Políticos exhorta al pueblo de Cuba en general, incluidos los simpatizantes del régimen y sus colaboradores que estudien el Manifiesto del Moncada y el Manifiesto de la Sierra Maestra, para que vean, que ellos también están manipulados y son víctimas de la traición, que también los perjudica a ellos y sus familiares.

Compatriotas, mientras nuestros hijos padecen las vicisitudes de las cárceles, sufren los peligros de los campos minados, las selvas y los mares huyendo de nuestro país, los hijos de los altos dirigentes viven a las casas expropiadas a sus verdaderos dueños y disfrutando del capital de nuestro país en naciones extranjeras como Estados Unidos y de Europa.

Nuestro país languidece en la penuria de los apagones por falta de energía eléctrica, la falta de servicios médicos, medicamentos, agua potable, et. y nuestras ciudades convertidas en vertederos de basura, mientras el régimen se empeña en desarrollar las infraestructuras hoteleras para el disfrute de los turistas extranjeros y la cúpula del poder y sus familiares. Aquí cabe lo opuesto de los versos de Nicolás Guillén: ahora los cubanos no tienen lo que tenían que tener.

La corrupción permea toda la sociedad cubana: hay que sobornar a los médicos para conseguir un mejor servicio, acceso a estudios especializados, medicamentos y muchos otros servicios se adquieren mediante la corrupción de los funcionarios del régimen. La privatización a partir de las MIPYMES ha sido poner en manos de familiares y allegados al régimen los recursos y las mejores instalaciones del país. Aquí cabe traer al presente, el llamado de Eduardo René Chibás: “Vergüenza contra dinero”.

Como se dijera en los tiempos mambises, “la libertad no se mendiga” tenemos que exigir allí en sus propias madrigueras. Las madrigueras de los usurpadores del poder en Cuba. Sólo así, nuestros hijos recuperan la libertad verdadera y en su propia Patria.

Juntémonos, como dijera Martí: “Es la hora de los hornos y no ha de verse más que la luz”. Sin embargo, hoy no tenemos hornos ni luz, así que la palabra de orden de hoy es: “salir a buscar la luz que nos falta”.

 

Firmado: Consejo Nacional de Padres y Familiares de Presos Políticos.