Centro para la Democracia Proactiva

Centro para la Democracia Proactiva

Por: Francisco Román Ortíz
Centro de Estudios para la Democracia Proactiva
www.democraciaproactiva.org

Decían los antiguos griegos que al principio los humanos no teníamos una cualidad que nos hiciera avanzar, que Prometeo y Epimeteo robaron para nosotros la capacidad técnica, el conocimiento superior, la destreza para construir. Y que al cabo todos estábamos peleándonos. Zéus, desde su cielo, viendo el desastre decidió otorgar a los hombres dos cosas tan colosales, el respeto y la justicia. El respeto y la justicia.

Entonces pudimos unir los esfuerzos y crear un futuro, aunque esta afrenta siempre ha quedado a merced de las fuerzas interiores. Esa responsabilidad quedó ligada al espíritu de los pensadores que buscaban como ahora yo un nuevo contrato social, un pacto crucial para ordenar el derecho de los caracteres a ejercer la libertad, pero sin socavar la libertad de los otros.

Sobre nuestros hombros descansa la responsabilidad de liberar al pueblo de Cuba de la tiranía. Para lograrlo necesitamos imperiosamente cohesionar a la oposición cubana dentro y fuera del territorio. Solo existe un camino para lograrlo ya reunidas las otras cosas necesarias. El respeto y la justicia.

Muchos han luchado por la libertad de Cuba. Algunos ya no están entre nosotros, y el día que lo consigamos también se lo deberemos a ellos. Muchos han invertido tremendos caudales de sufrimiento y riquezas para luchar contra la tiranía, y deben de sentirseorgullosos por sus esfuerzos, y si uno de esos esfuerzos triunfa no será nunca solo por su mérito, y debemos de tener actitudes fraternales. Es muy cierto que la tiranía a fomentado la desunión entre nosotros enviando a espías a infiltrar nuestras organizaciones, creando el complejo de liderar, creando a falsos opositores, asesinándonos, fomentando la ignorancia y la ausencia de valores, pero es ya hora que les demos una lección de fortaleza y sabiduría uniendo nuestras fuerzas.

Uniendo nuestras fuerzas, creando una rutina de comunicación en conjunto, organizando una metodología de colaboración, un canal de información único donde elijamos cada semana al azar, o consecutivamente a un líder para emitir un comunicado único. Y que esto no afecte a los planes individuales de cada organización. Ser constantes en esta idea para convertirla en un acontecimiento exacto, institucional y referente. Crear un foro de discusión sobre las estrategias para alcanzar la democracia. Un foro y no un mentidero, ni un espacio para caracteres opuestos. Será preciso también que en nuestro afán por fortalecer nuestras posiciones ideológicas, estructurales y nuestra disciplina no convirtamos a nuestras propias organizaciones en sectas donde no se pueda decir lo que se piensa con libertad. No consiste en esto la cohesión que intento fundar aquí.

Puedo notar en los lideres la impotencia y la desesperación por no poder gobernar Cuba, dictar una a una las soluciones, pero debemos de centrarnos en gobernar nuestras organizaciones con toda la nobleza para que crezca una cultura democrática donde nos alcemos todos, no olvidar que no hemos sido capaces tampoco de implicar a la juventud en esta lucha organizada por la libertad.

La antigua república ha desaparecido hace muchos años, desde entonces somos derrotados día a día por la tiranía y sus aliados. Nuestras familias y ciudadanos son gobernados por un poder absolutamente ilegítimo y tenemos que soportar la humillación de que sean reconocidos como gobierno por las otras naciones, conocedoras de la realidad, de lo que sucede; peor aún, que nos reconozcan como vasallos. Y seguimos luchando separados.

El Centro de Estudio para la Democracia Proactiva José Ignacio García Hamilton se presenta con toda su capacidad como medio de arbitraje y consejo para lograr esta unión democrática de la oposición. Y no por sentirnos superiores en nuestros pensamientos, sino porque esta actitud se halla en la naturaleza de nuestro carácter.

Quizás no nos comprendáis, quizás no triunfemos así, y os preguntéis donde se hallan nuestras ambiciones, pero nuestra manera filosófica es la que sostiene cierto grado de civilización. Podéis contactar con nosotros para comenzar a organizar esta nueva iniciativa de fuerza, igualmente ahora nosotros iniciamos una ronda de contactos con todos los grupos de la oposición.

Os deseo grandes logros y os envío un abrazo fuerte a todos. Atentamente, quien escribe…

España, 23 de maezo 2024