Centro para la Democracia Proactiva

Centro para la Democracia Proactiva

Centro de Estudios para la Democracia Proactiva
www.democraciaproactiva.org

Este análisis no es un secreto que se intenta revelar o poner en alerta al régimen castrista sobre la iniciativa de estas reformas. Ellos la saben mejor que que nadie, la razón por a que no las han aplicado pueden ser muchas: respeto histórico al inmovilismo de los llamados “históricos”, encabezados por Raúl Castro, miedo y falta de autoridad de las nuevas autoridades en el poder y hasta la percepción, de mejor mantenerse en su zona de conformar a ver si sucede un milagro, como varias veces ha sucedido, para salir a flote y mantenerse en el poder. Tal vez se esté apostando a un apoyo sustancial de México, Colombia y Brasil, además del de Irán, Rusia y China.

Sin embargo, una amplia reforma política los podrá mantener y legitimar en el poder con mayor estabilidad económica y social y hacer más cómoda su gobernabilidad política. Sería un entramado que conlleve: multipartidismo, liberación de los presos políticos y elecciones.
Multipartidismo: La anuencia de más partidos facilita la fragmentación de los partidos políticos no de izquierda y algunos de izquierda formarían coalición con el régimen.

Los presos políticos: Los presos políticos no constituyen un peso de liderazgo importante en la sociedad política actual en Cuba. Además, con esa liberación se resolvería la situación de los encarcelados de la falsa oposición.

Las elecciones: No se usa el término de elecciones libres, porque ya eso desapareció con la tecnología en el Siglo XXI. Entonces se organizan unas elecciones, donde toda la logística será realizada por el régimen. Desde la creación del Consejo Electoral hasta las reglamentaciones de todo el proceso, eso incluye la aprobación de los partidos políticos y la inhabilitación de candidatos, entre otras prerrogativas.

No obstante, el voto se realizará de forma electrónica mediante máquinas de votar. Hay que evitar casualidades como una alianza de los no izquierdistas y una primaria para un candidato único que pueda comprometer el voto electoral al régimen. Las máquinas pueden ser traídas de Venezuela, donde hay una gran experiencia en estos mecanismos electorales.

El sentido de esta reforma, no sería una transición a la democracia real, pero sí tendría un viso de democracia que destrabará la codificación del embargo norteamericano en el Congreso, que está sustentado por esas tres condicionales antes expuestas.
La abolición del embargo permitiría que los empresarios norteamericanos y también cubanos comiencen de inmediato a vender a Cuba, financiados por la Banca Privada. No acarrearía en este caso ningún riesgo por falta de pago, porque la Banca Privada al no recibir los pagos correspondientes pasa la deuda al Gobierno Federal.

Aunque la posibilidad de mantenerse el gobierno demócrata de los Estados Unidos en el poder es alta, sería muy conveniente no afrontar riesgos y realizar las reformas dentro de la administración actual. Además la coyuntura geopolítica mundial le es muy favorable.

Concluído este proceso, naturalmente que se verán grandes mejoras, será casi imposible disentir, porque la población en mayoría, incluídos los que están afuera serán los primeros que te atacarán y sería muy difícil organizar un sistema de oposición real, lo que pudiera convertirse en una dictadura institucional.
Ya José Martí sentenció sobre algo parecido a esto: “… sería muy difícil de desarraigar, porque vendría excusado por algunas virtudes … y legitimado por el triunfo”.


1-. Liberación de todos los presos políticos, sin la abolición de la tipificación del actual delito politico en el Código Penal.

2-. Autorización de todos los partidos políticos, incluidos las de la Falsa Oposición. Con normas y reglamentos de participación, incluso en los órganos de poder.

3-. Elecciones presidenciales, con un Consejo Electoral designado por el régimen y los candidatos seleccionados por ese Consejo Electoral.

4-. Permitir todas las manifestaciones públicas en forma pacífica y que sus organizadores, promotores y participantes se comprometan a enfrenar a todos los que no se comporten bajo las reglas del llamado pacifismo.

5-. Prensa privada en todos los tipos de medios, con regulación de contenido.
6-. Entrada y salida libre al país de todos los ciudadanos cubanos, bajo el requisito de un comportamiento no hostil al régimen.

7-. Autorización de vuelos internacionales hacia todos los destinos posibles del país, con impuestos mínimos de aduana. Medicamentos y alimentos libres de impuestos.

8-. Permitir la salida y entrada de personas con propósito de hacer compras y de mercadeo.

9-. Permitir la inversión extranjera, incluso de los cubanos en coordinación con el régimen cubano.
10-. Flexibilización de muchas regulaciones internas sobre transporte, uso de las tierras, libre mercado y comercialización.

La idea no es que se esté o no de acuerdo con estas reformas, sino quién puede o tiene la forma o capacidad para evitarlo. Si no tienes cómo evitarlo, no importa que no esté de acuerdo, tu opinión no cambia las cosas. Lo que el régimen si tiene la capacidad de esta maniobra y con ello recibiría el reconocimiento internacional y la suspensión de todas las sanciones norteamericanas.

Febrero 20, 2022